El lugar donde las vides encuentran cobijo

Quiénes Somos

Somos un grupo de amigos mexicanos con diversas personalidades, pero con un objetivo en común, emprender el apasionante aprendizaje que la naturaleza nos muestra y entender que la mayor riqueza que tiene el ser humano es disfrutar cada momento de su trayectoria (el aquí y el ahora); para lo cual nos rodeamos de personas experimentadas en cada uno de sus campos:

  • Agostina Astegiano, Fabricio Hernández (enólogos)
  • Diego Ballester (diseñador gráfico)
  • Rafael Garza (viticultor)
  • Además de nuestros trabajadores.

Agostina Astegiano y Fabricio Hernández

Nuestros enólogos

Enólogos argentinos, propietarios de su Vinícola en Argentina y amantes de la viticultura mexicana, radican gran parte del año en México desde hace más de 7 años, asesorando proyectos en el Bajío.

Pareja desde hace más de 15 años, intentan congeniar trabajo y vida e inteligente­mente decidieron que para que esto sea exitoso cada uno iba a llevar un camino dentro del equipo, Fabricio está más dedicado a la planeación de la producción y Agostina más al día día y área Comercial.

Viñedos

Lugar místico en el Valle del Mezquital

Viñedo El Refugio, lugar místico localizado en el Valle del Mezquital en Hidalgo, nace bajo la premisa de “disfrutar el viaje llamado vida”, enfatizando el respeto por nuestra Madre Naturaleza, por el universo y por la vida misma.

Viñedo El Refugio, lugar místico localizado en el Valle del Mezquital en Hidalgo, nace bajo la premisa de “disfrutar el viaje llamado vida”, enfatizando el respeto por nuestra Madre Naturaleza, por el universo y por la vida misma.

Primer viñedo en el Estado de Hidalgo

Viñedo El Refugio es el resultado de experiencias, errores, esfuerzos y las enseñanzas del mundo empresarial en México. Nos reinventamos en muchas ocasiones a través de prueba y error, hasta que finalmente fuimos capaces de ser disruptivos al conver­tirnos en el primer viñedo en el Estado de Hidalgo.

Terroir de Hidalgo

A una altura de 2.240 m.s.n.m. logramos una muy buena amplitud térmica entre el día y la noche con diferencia de temperatura promedio de 12 a 15°C, lo que favorece el desarrollo de la piel y por lo tanto la maduración de polifenoles.

Tenemos buenas horas sol durante el año con un clima semi árido, en donde notamos la mayor concentración de lluvias en verano.

Buena pendiente para el buen drenaje del agua. El riego se realiza por goteo, el cual medimos y controlamos monitoreando la evaporación natural del suelo, lluvias promedio y necesidad de la planta.

Variedades Tintas

  • Cabemet Franc
  • Cabemet Sauvignon
  • Petit Verdot
  • Tempranillo
  • Graciano
  • Grenache
  • Pinot Noir
  • Syrah
  • Merlot

Variedades Blancas

  • Viognier
  • Sauvignon Blanc
  • Colombard
  • Grenache blanco
  • Albariño

Producción

180.000 litros de capacidad

Jamädi

NUESTRO PRIMER VINO, MARCA INSIGNIA Y NOMBRE…

Jamädi significa “agradecer” en lengua otomí. Agradecemos a la Madre Tierra por este sagrado fruto.
El coyote es capaz de adaptarse y expandirse en diferentes ambientes. Es un espíritu sagrado para los otomíes, quienes piensan que “no somos más que los animales, pues en algún tiempo ellos y los humanos entablan una relación social, lingüística y cosmogónica”.
En Viñedo El Refugio pretendemos ser tan adaptables, místicos y nobles como el coyote; así como honrar nuestro nombre al cobijar y hacer crecer las vides lo mejor posible.

Colombard / Verdejo

Todos somos flores en el jardín del gran espíritu. Compartimos una raíz común que representa las diferentes tradiciones y culturas.

Jamädi, significa agradecer, tu pueblo otomí te da gracias Madre Tierra por este sagrado fruto, lleno de sensaciones que nos llevan a nuestro espíritu primitivo.

Límpido y brillante a la vista con halos ligeramente verdosos. Nariz de carácter frutal donde predomina los cítricos. Notas herbales de segunda nariz como pasto. Al paladar altamente fresco, buena entrada y marcada acidez en su final de boca.

ROSADO GRENACHe

Todos somos flores en el jardín del gran espíritu. Compartimos una raíz común que representa las diferentes tradiciones y culturas.

Jamädi, significa agradecer, tu pueblo otomí te da gracias Madre Tierra por este sagrado fruto, lleno de sensaciones que nos llevan a nuestro espíritu primitivo.

Límpido y color rosa pálido, casi salmón. Alta intensidad aromática, donde se marca la fresa, cereza y algo de cítrico. De segunda nariz notas florales. Al paladar tiene una entrada amable, redondo en medio de boca y balanceada acidez.

Syrah / Cabernet sauvignon

Todos somos flores en el jardín del gran espíritu. Compartimos una raíz común que representa las diferentes tradiciones y culturas.

Jamädi, significa agradecer, tu pueblo otomí te da gracias Madre Tierra por este sagrado fruto, lleno de sensaciones que nos llevan a nuestro espíritu primitivo.